Toda la información y noticias relacionadas con el mundo de los tiburones: biología, ecología, pesca, conservación, etc., con especial atención a las especies presentes en aguas de Galicia.

lunes, 14 de marzo de 2016

Lonja de Vigo 2015

Foto: Gustavo Rivas, La Voz de Galicia.

     Como todos los años, la Autoridad Portuaria de Vigo publica su memoria anual y, como todos los años, nosotros nos encargamos de extraer y analizar, siquiera someramente, todos los datos referidos a los tiburones.

1. Notable caída de los desembarcos. Como podéis ver en el gráfico, lo primero que llama la atención es el acusado descenso de los desembarcos de tiburón. Hemos pasado de 3 341 581 kg y 6 056 247 kg de tiburón fresco y congelado, respectivamente, en 2014, a 3 030 388 kg y 3 236 365 kg en 2015. Sumando el producto fresco y el congelado, durante el 2015 se han descargado en el Berbés nada menos que 3 131 075 kg menos de tiburón.

Histórico de desembarco de tiburón desde el 2012, en kilogramos.
El factor principal de este notable descenso lo encontramos en las descargas de congelado, que casi bajan a la mitad, especialmente su producto estrella, la tintorera (Prionace glauca), cuya caída ha sido espectacular: de            5 583 971 kg en 2014 hemos pasado a 2 973 893 kg. El marrajo (Isurus oxyrinchus) también ha experimentado una bajada, pero más suave: si en 2014 fueron 223 321 kg de producto fresco y 472 276 kg de congelado, en 2015 tenemos 204 372 kg y 262 472 kg, respectivamente.

     Sin embargo, el incremento de las descargas de las demás especies de tiburón, que en algunos casos ha sido muy fuerte, ha servido para paliar lo que de otro modo podría calificarse como un derrumbe monumental. La musola (Mustelus spp.) ha subido de los 504 kg del 2014 hasta los 6223 kg; la mielga (Squalus acanthias), de 346 kg a 3348 kg; y lo que llaman 'gata' (véase abajo, punto 4), de 181 kg hasta los 6519 kg.

Dos especies tan altamente comerciales como la pintarroja (Scyliorhinus canicula) y el cazón (Galeorhinus galeus) han subido también bastante. La primera, de 69 700 kg hasta los 107 405 kg; y la segunda, de 27 592 kg hasta la sorprendente cifra de 107 454 kg.

Las descargas de lo que los encargados de los datos del Berbés llaman "escualos" son las únicas que han bajado, pasando de 67 a 10 kg (179 kg en 2012 y 1 kg en 2013).

Fuente: José Teo Andrés, www.atlantico.net.
2. Datos globales:
  • Descargas de tiburón fresco: 3 030 388 kg.
  • Descargas de tiburón congelado: 3 236 365 kg.
          TOTAL: 6 266 753 kg.

3. Datos por especie:
  • Pesca fresca
  • Pesca congelada:

     Uno de los datos más sorprendentes es sin duda el de los 9 € de precio medio de los "Escualos", el doble de la segunda especie más cara, el marrajo. ¿Qué o quiénes son esos "escualos"? Pues la verdad, ni idea (lo discutimos en el siguiente punto).

4. Y seguimos con el problema de los nombres. Aunque hay que agradecer a la Autoridad Portuaria de Vigo el fácil acceso a sus estadísticas de pesca, no debemos dejar de advertir, un año más, que el abuso de nombres comunes dificulta, y en algunos casos vuelve imposible, un análisis mínimamente riguroso de los datos (ni os cuento si pretendiésemos realizar un estudio científico sobre las capturas de especies como, por ejemplo, el olayo (Galeus melastomus)).
     Hay nombres y nombres. Algunos concretizan bastante y otros absolutamente nada. Una tintorera solo puede ser una Prionace glauca, un marrajo, un Isurus oxyrinchus, al menos en teoría (en otros lugares he visto que cuelan el cailón (Lamna nasus), cuya captura está prohibida), y las musolas son Mustelus (M. asterias o M. mustelus, que no vienen diferenciadas otro problema); pero, ¿qué es una "gata"?... y de los "escualos" ya ni hablemos.
Noviembre de 2015.
     Una gata puede ser cualquier cosa, normalmente una especie de aguas profundas (cualquier escualiforme de color oscuro, por ejemplo, como la negra (Dalatias licha)). La voz inglesa Dog fish, que acompaña el término 'gata' en la memoria anual, tampoco aclara nada: dogfish se aplica a tiburones de diversos órdenes y familias, desde los Squaliformes hasta los Carcharhiniformes. Es posible que el olayo (Galeus melastomus) esté incluido aquí.
    Con "Escualos"... pues ya os imagináis lo que ocurre. En el documento esta palabra viene acompañada por los términos ingleses Smooth-hound y tope shark; el primero puede ser cualquier cualquier triákido del género Mustelus (es decir, una musola); y el segundo es el equivalente a nuestro cazón (Galeorhinus galeus)... y todas ellas ya figuran en su correspondiente apartado. Teniendo en cuenta que son el grupo que, con diferencia, mayor precio ha alcanzado, la cosa no puede ser más intrigante.
     Pero esto no es nada. Si tomamos cualquier estadística mensual, la cosa empeora. Valga como ejemplo este recorte del informe correspondiente al mes de noviembre. Quitando el cazón, la "quenlla tintorera", la "pintarroja-melgach" (Scyliorhinus canicula, "melgacho" en gallego), el marrajo, la musola y la "cazapa-bocanegra" (sin duda el Galeus melastomus), las otras dos parecen misión casi imposible: "Cazon-botos-pata rox" y "Pintarroja/gata". Tal vez alguno incluya el alitán (Scyliorhinus stellaris)... y quién sabe qué otras especies.

Foto: Gustavo Rivas, La Voz de Galicia.
5. Dos preguntas para terminar este breve repaso. La primera, ¿cuál es el porqué de la fuerte caída de los desembarcos de tintorera congelada? ¿Es por algún motivo de carácter ambiental, logístico, o porque cada vez hay menos en el Atlántico?
     La segunda, aun admitiendo que todo esto es legal, está amparado por la legislación europea e internacional, ¿podemos hablar de pesca sostenible? ¿Cuánto nos durarán los tiburones en el mar?

     => Véase también:
       -Lonja de Vigo 2012.
       -Lonja de Vigo 2013.
       -Lonja de Vigo 2014.


=>Actualización a 18 de abril. Extracto de una noticia publicada en el diario Atlántico del pasado día 12 ("El tiburón aún es buen negocio. La subasta de de todo tipo de escualos supuso 4,5 millones en la lonja del Berbés en 2015."):
Aunque ha caído la cifra global de resultados, la pesca y venta de todo tipo de escualos continúa siendo muy rentable para la lonja viguesa, como reflejan los datos de explotación de la Autoridad Portuaria. Los responsables del Puerto vigués han buscado convertir O Berbés en centro de distribución de tiburones para su comercialización en los mercados donde son muy apreciados, sobre todo en Oriente, y lo han conseguido, pese a una clara disminución de las capturas, no así del precio, que se  mantiene al alza. No obstante, fuentes portuarias reconocieron que se trata de un negocio que “no gusta” mostrar porque a menudo produce imágenes que pueden ser malinterpretadas.